El objetivo de la iniciación deportiva es ofrecer un abanico de actividades a los más pequeños para que, en un futuro, puedan escoger aquella que se adapte mejor a sus características funcionales y personales.