Guía de consejos para ayudar a personas con discapacidad

I. VISIÓN DEL CUIDADO

Todas las personas son diferentes y es esta cualidad la que nos enriquece y nos motiva a dialogar o realizar acciones con otros.

Hay dos rasgos distintivos que son comunes en las personas discapacitadas: por un lado tienen o tenemos dificultad para realizar ciertas actividades y, por otro, desarrollan o desarrollamos habilidades para compensar nuestras limitaciones, y a veces solemos asombrar. Con relación a otros aspectos de la vida, somos como todos, queremos ser felices y esperamos ser respetados y comprendidos.

Si queréis prestar ayuda a una persona con discapacitada y ser eficaces, lo primero es reconocer su particular diferencia, considerarlo como un ser integral y evitar la sobreprotección.Antes de ayudar a una persona discapacitada, debe darle la oportunidad para que ella lo solicite.

II. CONSEJOS GENERALES

Plantee dos preguntas simples, si usted quiere ofrecer ayuda: ¿Necesita usted ayuda?, ¿Me puede usted indicar cómo hacerlo?.

Actúe naturalmente, sin sentirse incomodo.

Hable directamente y mire la persona a los ojos.

Busque alguna forma de comunicación, responda a sus gestos.

Si tiene dificultades para expresarse, dele tiempo para que se comunique.

Si usa silla de ruedas y maneja por sí mismo, preste sólo la ayuda que la persona solicite.

 

COCEMFE MAESTRAT.